Cuando existen niveles altos de azúcar en la sangre se puede presentar daño en los vasos sanguíneos de la retina que se pueden hinchar, tener fugas de líquido o cerrarse e impedir que fluya la sangre. En ocasiones se generan nuevos vasos sanguíneos de forma anormal en la retina, pero cualquiera de ...